dreamer's hideout

so this is a blog I hope no one take seriously

Agobio prevacacional

Estoy imaginando que “rompí” con la universidad y ahora estoy en la parte donde no siento emocionalmente lo que está sucediendo, pero lo estoy analizando porque lo hecho, hecho está. Supongo que es una manera de protegerme que solo estoy procesando lo que está pasando pero no sintiendo.

Debo escribir para sacarlo todo y publicarlo para poder recordarme meses después este estado incrédulo e infértil.

Creo que el verano de mi primer año en la universidad sí regresé a la isla de vacaciones un mes, los demás veranos o Semana Santa los pasaba adelantando como loca materias, aprendiendo japonés o en clases en el intercambio. Esos años sin vacaciones me desgastaron pero ahora creo que con las semanas libres en invierno eran suficientes.

Sinceramente, me daba pánico retrasarme y no salir acorde al tiempo planeado de mi generación. Oh, sorpresa, no me llevé ni un verano de más para graduarme y casi nadie de mi generación salió a tiempo. Lol?

Afortunadamente conservé un promedio sobresaliente pero no me presioné de más para salir con honores, lo sigo pensando innecesario. Seguí con mi método de "quiero aprender, no salir con 10, conservar la beca viene de la mano". Conservar mi beca fue organizar mi tiempo, crecí mucho al lograrlo; trabajar 180 horas en todo el semestre en la universidad y asistir a 6 o 7 clases es algo de logística personal. Casi siempre me sentí cómoda en las oficinas donde trabajaba e intentaba aprender algo aunque no fuera de mi área, si ya estaba ahí no quería sentir sólo que perdía mi tiempo.

Haciendo un recuento rápido: Primero, estuve en la oficina de inclusión social con una jefa invidente y cambió totalmente mi visión para bien; luego, estuve en las oficinas de mercadotecnia en un sistema burocrático y destruyó mi “inocencia” del mundo laboral; también, estuve de moderadora los veranos en los colegios, creo que fue el que sí llegué a odiar porque cuidar de que 50/70 personas estuvieran cómodas en su dormitorio fue grandiosamente estresante (ROMPIERON UN SILLÓN UNOS WEYES DE AMERICANO, NO LO QUERÍAN PAGAR Y SI NO LO PAGABAN ELLOS LO PAGABA YO ;_; fffuuuuu); los últimos semestres por fin me tocó el departamento de mi carrera y hice prácticamente nada, lo tomé como un besito del cielo por no tener muchas crisis nerviosas en las otras oficinas.

Aunque ya salí hace dos semanas de vacaciones he seguido yendo a las oficinas donde hacía mis prácticas en la profesión porque me involucré demasiado con los proyectos y las personas. Ya me había pasado antes y me gusta. Sentirse útil es lo de lo más gratificante que he sentido. En vacaciones siento que no controlo mi tiempo, que no soy útil, porque me pongo en modo avión y sólo me dejo llevar por la corriente. Me agobia, no solo quiero consumir entretenimiento, hacer ejercicio o limpiar mi hábitat. Prefiero estar invirtiendo ese tiempo en proyectos ya constituidos. No entiendo que yo misma soy “un proyecto ya constituido”. Tengo libros, artículos, ensayos, comics, mangas por leer, y películas, documentales, series y animes por ver, siento que se me va el tiempo en puro consumir información o me siento insegura de cuál es la mejor inversión de tiempo. Tengo que invertir en mí, así como han sido estos años donde invertí todo lo posible en mi educación y formación profesional. Ahora con un tiempo de vacaciones no puedo dejarme llevar por el ocio, quiero invertir en mi misma. Quiero formarme para ser una workaholic-multitasking business woman aunque, también, quiero escaparme y ser una artista ermitaña autosuficiente en un lugar desierto. No creo que tenga que elegir un futuro u otro, sino crear uno propio.

Salir de la universidad pienso que no tiene que ser una despedida de aprender, de hecho, estoy concluyendo que es ya haber construido cierto camino de cómo aprende uno o qué es lo que quiere aprender uno.

Escribo todo esto para recordarme que sentía ese mismo agobio  e incredulidad al empezar la carrera y todas las decisiones que tomé fueron las correctas. Nunca fue tiempo perdido. Todo lo bueno y lo malo es formación. No puedes dejarte llevar por la corriente pero tampoco comerte al mundo de un bocado, un poco de los dos es lo más equilibrado y se logra a prueba y error, nunca hay un método que le funcione a todo humano.

Estoy mordiéndome los labios de ganas de adelantarle a la parte donde estoy cometiendo errores y pequeñas victorias, donde estoy entendiendo más partes de la vida y descubro más partes de mí misma. Me obligo a recordar que lo importante es el aquí y el ahora. También, admito que una pequeña parte mía quiere sentir esa nostalgia que veo que sienten cuando terminan la universidad, mientras observo el mar de la isla.

2016/06/07   Categoría: Ninguna     63Com 0  

about me

P♡

Author:P♡
Crecí en una isla del caribe de México. Quise estudiarlo todo. Viví en Nagoya. He tenido el cabello rosa y gris.

.

 

new

.

 

people


.

 

(^^♪


.

 

ここ

「面白いよ」

.

 

more...

.